Marrakech sin gluten

Hacia tiempo que tenía pendiente esta entrada; nada más y nada menos que desde octubre, cuando enredé a algunas amigas y decidimos coger nuestras mochilas para poner rumbo a Marrakech.

Aunque la celiaquía no debe ser un impedimento para viajar, también es cierto que hay que estudiar y preparar un poco más el viaje, pues no todos los destinos son igual de amigables a la hora de viajar con alguna restricción en nuestra alimentación.

Moneda local
Image is not available

La moneda de Marruecos es el Driham. Mi consejos es que cambies el dinero en el aeropuerto.  En la zona de recogida de equipaje hay dos oficinas de cambio. De esta manera podréis cambiarlo a la vuelta, también en el aeropuerto sin problemas . 

Documentación
Image is not available

La documentación para  viajar a Marruecos depende del lugar de procedencia. Si eres español o Andorrano no necesitas visado. Pero debes tener en cuenta que tu pasaporte deberá tener un margen de validez de 6 meses.  

Seguro de viaje
Image is not available

El sistema sanitario publico de Marruecos deja bastante que desear, por lo que si necesitaras asistencia sanitaria durante tu estancia lo mejor sería acudir a un hospital privado. Así que los más recomendables seria contratar un seguro médico. Por supuesto en estos casos lo mejor es no necesitarlo, pero mejor ir sobre seguro ¿no?

El tiempo
Image is not available

El clima en Marrakech es mediterráneo seco, la temperatura media anual ronda los 20ºC.

La mejor época para viajar a Marrakech es la primavera o el otoño. Los meses de marzo, abril, octubre y noviembre son los ideales. Puede pasarse algo de calor durante el día, pero es soportable y la temperatura por la noche es muy agradable. 

Precios
Image is not available

Teniendo en cuenta el cambio en euros, por lo general, visitar Marrakech te resultará mucho más barato que cualquier ciudad europea. 

Si hablamos de propinas lo normal es dejar entre un 10% y un 15% en los restaurantes

El regateo, forma parte de la cultura de los habitantes de Marrakech. A excepción de los restaurantes deberás regatear en cada tienda o puesto de la ciudad, especialmente en el zoco. Si como a mi no se te da muy bien esto del regateo, un consejo divide en tres el precio inicial. 

Llegada a Marrakech
Image is not available

Lo primero que debemos hacer al bajar del avión es rellenar un formulario (acuérdate de llevar un bolígrafo mano). Mi consejo es que la vayáis rellenando en la cola para pasar el control de entrada, ya que suele ser una cola bastante larga.

Al pasar por el control policial, deberemos entregar el formulario junto con nuestro pasaporte.
El formulario se lo quedan y nos acuñan el pasaporte. Una vez pasado este control es cuando podremos ir a recoger nuestro equipaje, en caso de haber facturado.

De vuelta a casa
Image is not available

Deberemos tener en cuenta que tendremos que llegar al aeropuerto como mínimo 3 horas antes de la salida de vuestro vuelo. Son varios los controles de seguridad, por lo que las colas pueden ser bastante largas.   Deberéis rellenar la misma hoja que a la llegada a Marrakech. 

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

 

Era la primera vez que visitaba Marruecos y también mi primera vez en África, y aunque me había estado informando sobre el tema de la alimentación allí, creí conveniente ponerme en contacto con alguien que conociera bien el lugar y que nos ayudara a organizar el viaje. Además, al disponer de pocos días, queríamos exprimir la experiencia al máximo y contar con la ayuda de Anabel de @azulbereber resultó de tremenda ayuda.

Contactamos con Anabel a través de Instagram para pedirle información sobre los viajes que organiza a Marruecos. Su respuesta fue rapidísima, y su predisposición y cercanía en todo momento convirtieron este viaje en una experiencia maravillosa.

Y ahora sí, ¡vamos a por el viaje! Os contaré cual fue mi experiencia, la ruta que hicimos y al final, os dejaré también  una pequeña guía con lugares de interés así como algunos restaurantes y alojamientos.

 

6 días para descubrir, disfrutar, desconectar y conectar.


Aunque hablo a nivel personal, me atrevo a decir que este viaje fue una experiencia muy enriquecedora para todas. Una experiencia que nos ayudó a parar el tiempo y desconectar; el estar prácticamente todo el día sin wifi y sin móvil nos ayudó a desconectar de verdad y a conectar con nosotras mismas y el entorno. Un viaje enriquecedor de principio a fin.

Continuar leyendo “Marrakech sin gluten”

Navidades sin Gluten en Port Aventura

 

Este año decidimos pasar la Nochebuena y Navidad en PortAventura.  No era la primera vez que íbamos, somos unos fans de los parques de atracciones y en concreto PortAventura nos encanta. Pero la verdad es que nunca habíamos estado en Navidad ni nos habíamos quedado varios días. Fue una experiencia estupenda, en todos los sentidos. Y es que para mi PortAventura es un paraíso sin gluten 😉

 

El hotel; 

Como os comentaba, esta vez decidimos pasar varios días en el parque.Y optamos por hospedarnos en el PortAventura Hotel Gold River. Lo que más miedo me da cuando vamos de hoteles son los desayunos. Y es que no siempre tienen un amplio surtido. Pero la experiencia en este caso fue estupenda.

 

La primera comida que hicimos en el hotel fue la de Nochebuena. La comida era tipo self-service. Pero nada más entrar al comedor me atendió una chica muy agradable y fue ella la que me sirvió toda la cena. Me dijo que no me aconsejaba que cogiera nada del self-service por peligro de contaminación.  Me ofreció un amplio abanico de posibilidades sin gluten, que preparan aparte.

Al ser Nochebuena opté por unos canelones, que he de decir que estaban muy buenos. También me pedí unas cigalas, de las cuales también acabó picando la peque de la casa. Y de postre,  helado. Si he de poner una pequeña pega es que me quedé con ganas de turrón. Preguntamos si tenían pero nos comentaron que no nos podían asegurar que fueran sin gluten. Pero me pareció estupendo que no se la jugarán; tenía  todas las fiestas por delante para comer turrón.

A la mañana siguiente, y con toda la emoción de haber abierto los regalos que nos había dejado Papá Noel, nos fuimos a desayunar. El desayuno tampoco decepcionó. Al igual que para la cena fue una única camarera la que se encargó de servirme y de explicarme todas las opciones que tenia, que no eran pocas.  Me decidí por unas torradas con tomate y jamón serrano. El desayuno del día siguiente fue parecido, es que soy animales de costumbres 🙂

Para la  cena del día de Navidad me decanté por una pizza. Y el postre volví a repetir helado.

En el Parque; 

El primer día nada más dejar las maletas en la habitación nos fuimos a disfrutar del parque. Y es que,  no hay tiempo que perder. Si PortAventura ya nos encanta en cualquier otra época del año en Navidad no podéis dejar de ir, es una maravilla.La decoración inunda el parque, de un ambiente navideño en cada esquina y  los espectáculos son aún más bonitos si cabe.

El Jardín Encantado nos dejó a todos con la boca abierta. Los mayores volvimos a ser niños durante unos minutos, mientras nos adentrábamos en él,  camino de la casa de Papá Noel.

previous arrow
next arrow
Slider

 

Paraíso sin gluten; 

Después de tantas emociones, hay que llenar bien el estómago. El primer día comimos en La Cantina, un restaurante self-service de la zona de México. Tienen dos menús, uno infantil y otro para adultos con varios platos a elegir. Aquí también se encarga una sola persona de atenderte, evitando posibles errores. Yo me pedí  macarrones, libritos y tiramisú. Nada mal ¿no?

Mientras comíamos pudimos disfrutar de un espectaculo navideño con bailes típicos mejicanos.

El segundo día, decidimos comer un poco más relajados en un restaurante a la  carta. Nos decantamos por The Iron Horse del Far West. No era la primera vez y en esta ocasión tampoco decepcionó. Los restaurantes con carta de Portaventura cuentan con 2 cartas aptas para celíacos una infantil y la otra para adultos. Las dos con bastantes opciones. Además en este te ofrecen también opciones fuera de la carta, que de igual manera preparan aparte. Esta vez me decidí por unos nachos y una hamburguesa.

Así que,  si estáis pensando en ir PortAventura no lo dudéis. Es un plan genial para hacer en familia y por la comida sin gluten ya veis que no tenéis de qué preocuparos.

 

¿Y a vosotros os gustan los parques de atracciones? ¿En cuales habéis estado? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

 

Un paseo por Turín II

Hoy seguimos nuestro paseo por Turín.

Vamos a por el segundo y cuarto día de nuestro viaje. El tercer día como os comentaba en , Un paseo por Turín, lo aprovechamos para visitar Milán.

Día de Museos, calor y muchos quilómetros.

Empezamos la mañana caminando hacia la Piazza Castello,  por la Via Giuseppe Garibaldi.  En nuestro camino pudimos ver el Monumento de Conte Verde. En esta plaza nos encontramos con un mercado,  al que volvimos por la tarde para comprar productos típico de la zona  para la cena.

Una vez en la plaza Castello, pudimos visitar el Palazzo Real. Este palacio era la primera y más importante de las Residencias de la casa Real de Saboya.  Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Slider

 

Seguimos nuestro recorrido, ahora por Via Verdi, hasta llegar al Museo Nacional del Cine de Turín. Este Museo se inauguró en el 2000 y esta dedicado a la historia del cine italiano e internacional. Se encuentra en el edificio Mole Antonelliana, emblema de la ciudad. Si visitáis Turín, os recomiendo que no os perdáis la oportunidad de visitarlo y subir en su ascensor hasta lo alto de la torre, desde donde se puede disfrutar de unas impresionantes vistas panorámicas de la ciudad.

Slider

 

Una vez acabamos nuestra visita al Museo nos dispusimos a buscar algún restaurante para comer. Como por la tarde teníamos pensado visitar el Parque del Valentino, nos dirigimos hacia esa zona, bajando por Via Po hasta la Piazza Vittorio Venetto desde donde pudimos ver al otro lado del puente la Basílica de María Auxiliadora.

basílica de Maria Auxiliadora
Como ya os he comentado en alguna ocasión siempre que viajo llevo apuntados varios restaurantes sin gluten. Así que ya en la zona empezamos a buscar alguno de los que tenia en mi lista pero,  nos encontramos con un pequeño problema. Era día 24 de junio y era festivo, así que muchos restaurantes estaban cerrados, entre ellos los que buscábamos. Estuvimos a punto de optar por acercarnos a un McDonals, ya que cuentan con opciones sin gluten, pero finalmente nos decidimos por un pequeño restaurante que encontramos abierto y que aunque no contaban con menú sin gluten, la camarera nos asesoro rápidamente. Como os decía, en el post anterior, nadie nos puso caras raras cuando preguntábamos por productos “Senza Glutine”.

Paseando por Parco del  Valentino

Después de comer y con muchísimo calor nos dirigimos hacia el Parco del Valentino, donde aparte de sentarnos a disfrutar de un café bien frío y de acomodarnos bajo la sombra de los arboles, en cuanto bajo un poco el sol  pudimos seguir nuestro camino y disfrutar de unas preciosas vistas al río Po. En este parque se encuentra  también el Palacio Valentino y el Jardín Botánico.

Slider

De vuelta a casa paseamos de nuevo por Via Po. Pudimos disfrutar de un delicioso y refrescante helado sin gluten en la heladería Alter Ego . 

El día, como no podía ser de otra manera en Turín, lo acabamos con un buen vermut.

El tercer día,  camino a la estación para coger el tren hasta Milán, pasamos por la Piazza San Carlo, una plaza realmente impresionante. 

piazza San Carlo 2

Disfrutando de las ultimas horas por Turín

El último día de nuestro viaje lo aprovechamos para subir hasta la Basílica di Superga.

Esta iglesia barroca, se sitúa sobre la colina de Superga. Se puede llegar en un cremallera desde una estación por la que parece no haber pasado el tiempo. Realmente os recomiendo esta visita, las vistas son maravillosas.

Slider

Ya pensando en prepararnos para la vuelta, comimos cerca de casa. Y este día si pudimos disfrutar de una riquísima comida sin gluten en uno de los restaurantes que buscábamos el primer día, Panperfocaccia. Disfruté de una deliciosa pizza sin gluten y una riquísima panacota con frutas del bosque. Además de estar todo deliciosa, tiene una muy buena relación calidad precio.

Pizza PanPerFocaccia
panacotta panperfocaccia
Por la tarde nos dirigimos al aeropuerto y aquí si, os recomiendo que llevéis un buen kit sin gluten para emergencias.  Cuando llegamos al aeropuerto estaban cerrando todos los restaurantes. Lo que quedaba abierto estaba bien llenito de gluten, todo eran bocadillos así que,  tuve que echar mano del kit de emergencia.

Y hasta aquí nuestro viaje a Turín. Una ciudad que aunque no es de las más conocidas de Italia, he quedado encantada con ella y que creo que os sorprenderá.
avión
Espero que os haya gustado este pequeño paseo y que si tenéis pensado visitar Turín os sea de utilidad. Os dejo un listado con algunos de los restaurantes  sin gluten de Turin.

La Capannina
Panperfocaccia
Gluti Nostress Caffé
M**Bun
Locando del Pentegallo
Shadow
Slider

¿Y vosotros habéis estado en Turín? O si tenéis pensado ir nos encantará que nos contéis vuestras experiencias.

Un abrazo y feliz Semana

Un paseo por Turín

Hoy os cuento mi experiencia y os invito a dar un paseo por esta bonita ciudad del norte de Italia ¿Me acompañáis?.

Ha sido un viaje de 4 días, tres de los cuales estuvimos en Turín y uno  lo aprovechamos para visitar Milán(esta visita os la cuento en un próximo post).

Turín, capital del Piamonte, situada en las laderas de los Alpes y dividida por el río Po. Una ciudad con un gran patrimonio cultural, con numerosos museos, palacios, plazas, parques y restaurantes. Como dicen muchos la gran desconocida de Italia, una ciudad preciosa y con encanto que seguro que te sorprenderá.

Y ahora sí, después de esta pequeña introducción empezamos nuestro paseo por Turín.

Alojamiento:

Esta vez nos decidimos por alquilar un piso en el centro de Turín, por airbnb. La verdad era la primera vez que alquilábamos un piso como alojamiento en un viaje, pero la experiencia ha sido buenísima. Seguro que repetimos porque aunque esta vez he ido sin los peques, me ha parecido una muy buena opción para viajar con niños.

El piso estaba en una zona muy céntrica, una zona de restaurantes y tiendas y muy cerca de muchos de los puntos de interés turísticos, por lo que pudimos ir andando a la mayoría de sitios.

Era un piso amplio, bonito, muy limpio y con todas las comodidades para sentirte como en casa. Además al ser un ático tenia unas vistas preciosas de la Piazza Savoia. A parte de ser un piso muy acogedor Federica, la dueña del piso fue una anfitriona genial, nos estaba esperando en el piso cuando llegamos, nos explicó a la perfección que podíamos visitar, nos tenía ya preparado un mapa de la ciudad. Y nos envío varios mensajes durante nuestra estanca para saber si teníamos algún problema y si necesitábamos alguna cosa. Así que si volvemos algún día a Turín seguro que repetiremos alojamiento.

 

En ruta:

El primer día llegamos a la hora de comer, la verdad no nos costó nada encontrar el piso, el problema fue que su hora de comer no es la nuestra. Así que sobre las tres y media cuando ya habíamos dejado el equipaje en el piso y nos dispusimos a comer no encontramos nada abierto. Yo llevaba varios restaurantes sin gluten apuntados, había uno a pocos metros de casa, pero ya estaba cerrado, así que acabamos comiendo en un bar, una ensalada y unos embutidos. Lo bueno de Italia o al menos de los lugares que yo he visitado es que aunque no tengan menú especial para celíacos, no te miran raro cuando les dices: senza Glutine.

Después de comer y con un calor de infarto, empezamos nuestra ruta por la ciudad. A pocos metros de casa y de donde habíamos comido se encontraba El Duomo de Turín, así que la catedral fue nuestra primera visita.

El origen de la Catedral de Turín data entre los años 1491-1498, una construcción que duró casi una década. Es la principal Iglesia Católica de Turín y esta dedicada a San Juan Bautista. Peor  lo que hace especial el Duomo de Turín no es su exterior, sino lo que guarda en su interior y es que esconde lo que para muchos es un tesoro muy valioso, la Sabana Santa, con lo que se dice que fue envuelto el cuerpo de Jesucristo.

Justo al lado de la catedral se encuentra la Puerta Palatina que era una de las puertas de acceso de la antigua ciudad romana Lulia Augusta Taurinorum (actual Turín)

23 de Junio en Turín

La tarde la dedicamos a pasear y a disfrutar del ambiente festivo que se respiraba. san Juan es el patrón de Turín, por lo que durante los días 23 y 24 de Junio se celebran varios eventos dedicados al patrón de la ciudad. Mientras paseábamos por Vía Garibaldi nos encontramos por sorpresa con un desfile de vestidos de época. Esta es una de las tradiciones que se celebran cada año el día 23 de Junio en Turín.

Nuestro paseo nos llevo hasta la Piazza Castello, donde se encuentra el Palacio Real y donde pudimos seguir disfrutando de un gran ambiente festivo. En esta plaza por la noche se quemaba la hoguera de San Juan.

Disfrutando del Vermut

Nuestro paseo siguió por las calles de alrededor de la Piazza Castello hasta el río Dora. Para acabar el día nos fuimos a disfrutar de un vermut. A las 7 de la tarde empieza el aperitivo, depende del local pero, normalmente suele durar hasta las 8.30 o 9 de la noche, pagas unos 10 euros por la bebida y tienes barra libre en la comida. El vermut es muy típico en Turín y lo que muchos no saben y yo tampoco sabia hasta poco antes de viajar es que el vermut se inventó en Turín. Tengo que decir que aunque nos apuntamos al vermut cada día, no hicimos el aperitivo tal y como es tradición por miedo a la contaminación cruzada, ya que al ser barra libre la comida estaba al alcance de todo el mundo.

Y este fue nuestro primer día en Turín. Para que no se hagan muy largas las entradas dividiré el viaje en tres post. Espero que os esté gustando este pequeño paseo y que os sea útil si tenéis pensado viajar a Turín. Una ciudad que nos ha sorprendido y un viaje que realmente recomiendo.

Un abrazo Y feliz semana.